domingo, 4 de agosto de 2013

el tercer piso

En junio cumplí 30 años, festejé muy diferente a otras ocasiones, corrí 30 km, bueno, 32 en realidad por accidente, o sea falta de señales en cada kilómetro, jeje. 
Fui a San Luis Potosí al Maratón de Tangamanga. La idea era correr maratón completo pero honestamente no había entrenado correctamente así que para ese día ya sabía que serían sólo los simbólicos 30. Y los hice! Lo único que no me salió fue que le puse mal las pilas a mai lov, y no me marcó el pulso nunca, así que sólo tuve velocidad y ruta trazadas, no más. 
Por cierto, no me puse histérica como cuando cumplí 28, me sentí bien, cómoda, vaya, de llegar  a los temidos 30. (Personalmente creo que empecé una muy buena etapa, muchos cambios en el trabajo, se prevén cosas nuevas en mi vida personal, ya hasta estoy mejorando mis tiempos corriendo, JA!)

La verdad, ese fue un muy buen fin de semana y tuve oportunidad de pasarla con amigos en Querétaro primero y luego con otros en San Luis, y con un amigo un tanto raro que tengo, que estuvo conmigo casi todo el tiempo. Como dijo Mónica, "suena a que te la pasaste muy bien", sí, aunque no estaban todos mis amigos y faltaba mi familia, así fue. 

Ahora he tenido problemas con una rodilla, pero ya estoy en tratamiento y tengo un maratón y un sky race en la mira para este año. Ya les contaré. =)





2 comentarios:

Marko Tulio dijo...

un buen año, a como yo lo veo.

Sobe dijo...

A mi cuando me duele la rodilla siento que me voy a quedar paralitico de viejito y dejo de correr tanto.